Tabla de parentescos de don Fernando de Castilla, Regidor de La Palma (s. xvi)

Ana de MENDOZA DE LA CERDA, princesa de Éboli

Ana de MENDOZA DE LA CERDA, princesa de Éboli

Mujer 1540 - 1592  (51 años)

Información Personal    |    Notas    |    Todos

  • Nombre Ana de MENDOZA DE LA CERDA 
    Sufijo princesa de Éboli 
    Nacimiento 9 Jul 1540  Cifuentes, Guadalajara Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    Sexo Mujer 
    Fallecimiento 2 Feb 1592  Pastrana Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar. 
    ID Persona I48799  Tabla de parentescos de don Fernando de Casilla
    Última Modificación 6 Sep 2012 

    Padre Diego HURTADO DE MENDOZA Y DE LA CERDA,   n. Cir. 1500,   f. 29 Mar 1578  (Edad ~ 78 años) 
    Madre María Catalina de SILVA Y TOLEDO,   n. Cir. 1526,   f. Sí, fecha desconocida 
    ID Familia F20667  Hoja del Grupo  |  Family Chart

    Familia Rui GÓMEZ DE SILVA, I duque de Pastrana,   n. 1516, Chamusca, Portugal Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.,   f. 8 Ago 1573, Madrid Buscar todos los individuos que registran eventos en este lugar.  (Edad 57 años) 
    Hijos 
    +1. Rui de SILVA MENDOZA, II duque de Pastrana,   n. Cir. 1560,   f. Sí, fecha desconocida
    +2. Ana de SILVA,   n. Cir. 1560,   f. Sí, fecha desconocida
    +3. Diego de SILVA Y MENDOZA, I duque de Francavilla,   n. Cir. 1562,   f. Sí, fecha desconocida
    ID Familia F20665  Hoja del Grupo  |  Family Chart

  • Notas 
    • SALAZAR DE CASTRO, L. (1795), folios de costados de gran parte de las primeras casas de estos reinos cuyos dueños vivían en 1683. Madrid, imprenta de don Antonio Cruzado, folios 3, 13, 15, 29, 42, 43 y 48.
      Entre los personajes del siglo XVI que más tinta se ha vertido encontramos a doña Ana de Mendoza y de la Cerda, la bellísima princesa de Eboli por su matrimonio con Ruy Gómez de Silva. Doña Ana pertenecía a una de las familias castellanas de más rancio abolengo: los Mendoza, excelentes baluartes de defensa de la Monarquía. Por eso sus padres, los condes de Mélito, no dudaron en dar el visto bueno al matrimonio con uno de los secretarios de mayor prestigio de Felipe II, a pesar de que la novia sólo contaba con doce años de edad. Bien es cierto que los compromisos de Ruy motivaron su presencia en Inglaterra por lo que los cinco primeros años de matrimonio, apenas estuvieron tres meses los cónyuges juntos. El papel de la joven y bella Ana en la corte madrileña empezó a subir como la espuma. El ser tuerta no restaba belleza a su rostro; su carácter altivo y su amor por el lujo se convirtieron en su mejor etiqueta de presentación, ejerciendo una gran influencia en la corte. A los 33 años queda viuda y se retira al convento carmelita de Pastrana, cuyo ducado era de su propiedad, pero hubo de abandonarlo al no cumplir las reglas de la orden. Tras su regreso a Madrid, se especula con el inicio de una estrecha relación con Antonio Pérez, creándose un poderoso grupo de presión que obtiene importantes beneficios gracias a las corruptelas que se tejen en la corte. Tras el asesinato de Juan de Escobedo en 1578, las pesquisas la acusan de ser una de las promotoras junto con su amante, por lo que fue procesada y condenada a la reclusión en el palacio de Pastrana donde pasó el resto de sus días. Algunos estudiosos han planteado que doña Ana fue amante de Felipe II y que el castigo que sufrió se debió más a los celos de ver como mantenía relaciones con Pérez que a su verdadera implicación en el asesinato de Escobedo.
      http://www.artehistoria.jcyl.es/historia/personajes/5614.htm